La Sierra Nevada Ultra Trail (SNUT) es una quedada que se realiza en Sierra Nevada, por parte de amantes del trail running, este año ha cumplido su tercera edición y hemos estado allí para vivirla y después contarla.

 

Todo empieza a las 6:50 de la mañana en la zona de los “Escolapios” de Granada, dónde el grupo, conformado por más de 50 personas, cogió el autobús que nos llevó hasta Güejar Sierra. En este pueblo serrano, empezamos nuestra aventura, la cual nos llevaría en tres jornadas a recorrer casi toda la zona más alta de Sierra Nevada.

El primer día consistió en subir al Picón de Jerez, saliendo desde Gúejar Sierra, pasando por peña partida, lavaderos de la reina etc. Terminamos en el refugio de Postero Alto.

A mi, personalmente, ese día mi GPS marcó 38km y unos 3400 mt de desnivel positivo.

Una vez en el refugio, la gente fue llegando poco a poco en varios grupos, cuando el grupo estuvo completo, cenamos y disfrutamos de la velada y hasta el día siguiente.

El segundo día, podemos decir que fue el día más importante. Salimos del refugio y remontamos el valle del Alhorí para subir neveros y senderos rocosos hasta coronar, de nuevo, el Picón de Jerez.

Tras el Picón, le tocó el turno a la majestuosa cima de la Alcazaba, a la cual llegamos tras varias horas de ruta, entre piedras de pizarra y micaesquisto afiladas, neveros de nieve y de hielo muy empinados y borreguiles encharcados.

Desde la Alcazaba cogimos el goterón y bajamos a la bella zona de Siete Lagunas, en la cual tras recargar agua, empezamos la subida al Mulhacén. Poco a poco y con el cuerpo cada vez más cansado, llegamos a la cumbre del Mulhacén, la cual a diferencia de la de la Alcazaba, estaba muy concurrida de montañeros que la habían coronado.

Unas fotos, algo de video y a seguir que el día todavía no había acabado. cogimos la vereda de las “curvitas” que baja desde el Mulhacén a la pista que recorre la zona alta. La bajada fue rápida y vertiginosa, incluso un compañero sufrió una aparatosa caída, eso sí, sin consecuencias. Poco a poco entre correr y trotar nos dejamos caer hasta el refugio Poqueira. En este refugio nos trataron de una manera impresionante, que todo ha que decirlo. Y la cena, estuvo espectacular.

El tercer día, la Sierra Nevada Ultra Trail, tenía su final. Nos levantamos temprano como siempre y empezamos a subir de nuevo, por el valle del río Seco, para llegar hasta la antigua posición del ya desaparecido refugio Felix Méndez. Poco poco lo conseguimos, remontando bastantes neveros, que por la hora se encontraban bastante duros.

En esta parte de la aventura hay que reconocer que Super Paco nos dió lecciones a todos/as de como se mueve uno por la montaña y casi sin equipo. Este señor a sus 76 años es algo más que impresionante. Tuve el honor de compartir subida por un complicado nevero con él y me dejó asombrado.

Pero la aventura, una vez que llegamos al paso de los Machos, uno de los más complicados de Sierra Nevada, tuvo que replantearse.

La idea inicial era pasar por ahí y subir por la carihuela hasta el Veleta y luego seguir hasta el Caballo y acabar en Durcal. El problema fue que el paso de los Machos estaba demasiado complicado de pasar por la nieve, el hielo, su verticalidad y el numeroso grupo que éramos.

Por ello y por la seguridad del grupo se decidió dar marcha atrás y buscar otras posibilidades.

Pero hay que decir que Super Paco, su hijo y dos compañeros más pasaron el tramo complicado y siguieron su aventura hasta la estación de Ski.

Nosotros volvimos hacia atrás, un grupo decidió bajar a Güejar Sierra, a través del paso de la Laguna de la Mosca, otro grupo decidió bajar hasta Capileira y otro en el que estaba yo, bajamos hasta Trevelez.

En Trevelez terminó esta magnifica aventura que me ha marcado para toda la vida.

En una aventura así, no sólo tienes que lidiar con el cansancio físico, tienes que mantener la motivación, y sobre todo, tener el espíritu abierto para aprender todo lo que se puede en una aventura así, sobre tí mismo, sobre tus límites, sobre la fortaleza humana, sobre los sentimientos, sobre la sensibilidad y sobre lo que las montañas pueden hacer por tí.

A mi me ha cambiado la vida.

Os dejo el video disfrutadlo.