Scott Jurek

Correr, comer, vivir: Los secretos de un corredor indomable

Casi todos los corredores de competición que conozco atraviesan un periodo en el que ellos o ellas sienten que quieren abandonar. por su puesto que yo me incluyo en esa categoría. Lo irónico es que las herramientas que ayudan a hacer a un atleta de élite-enfoque, esfuerzo, atención a la última tecnología-no proporcionan en absoluto la respuesta para salir de una mala racha. Para mí, la mejor forma de conseguirlo es olvidarme de la tecnología, de los resultados y, simplemente, correr libre. Y olvídate de aquello de que correr tiene que ser doloroso o que es una castigo (por supuesto, olvida esos ecos de entrenadores pasados que te mandaban hacer una vuelta más porque fallaste un pase o un drible). Corre por la misma razón por la que corrías cuando eras niño, por pura y simple dirversión. Quítate el reloj. Corre en vaqueros. Corre con un perro (¿acaso parece él preocupado?). Corre con alguien mayor o más joven que tú y verás la carrera, verás el mundo, de un modo diferente. Yo sé que lo he hecho.

Correr, comer, vivir

Correr, comer, vivir

Corre por un camino donde no hayas corrido nunca antes. Ponte una nueva meta, una nueva carrera o un circuito cerrado que te mantenga motivado para salir a correr en los días de mal tiempo. Haz todas estas cosas a menudo y recordarás por qué comenzaste a correr al principio: por DIVERSIÓN.

 

"Suscríbete a nuestra Newsletter"
Recibe actualizaciones exclusivas para cuidar tu salud a través del deporte con nosotros