Pensando sobre la importancia del deporte en todas las edades, acaba de caer en mis manos un artículo relacionado con la importancia del ejercicio físico en las personas mayores. Este artículo está publicado en inglés en la Revista Andaluza de Medicina del Deporte (Andal Med Deporte.2011; 04 :158-66 – vol.04 núm 04) titulado: Sarcopenia: implicaciones del ejercicio físico en su fisiopatología, prevención y tratamiento” en el que los autores (J. de D. Beas-Jiménez et. al) realizan una revisión de la literatura sobre el tema y cuya conclusión es que el entrenamiento de resistencia, sumado a una nutrición adecuada y el ejercicio aeróbico, es una de las principales herramientas para prevenir y tratar la sarcopenia en las personas mayores.

Se conoce como sarcopenia al progresivo deterioro muscular que se produce con el paso de los años y que se caracteriza por una perdida progresiva de fuerza y masa muscular, aumento de la grasa muscular y el deterioro progresivo de la capacidad funcional. Este proceso tiene importantes repercusiones en la calidad de vida de las personas mayores, ya que es causa frecuente de discapacidad, dependencia y aumento de la morbimortalidad.

 

Papel del ejercicio físico en la prevención y

tratamiento de la sarcopenia

 

El ejercicio de resistencia

El ejercicio de resistencia o potenciación muscular ha demostrado una gran eficacia en el tratamiento y prevención de la sarcopenia. Los autores dicen que según diferentes recomendaciones de varias asociaciones como el Colegio Americano de Medicina del Deporte y la Asociación Americana del Corazón, y los resultados de los principales estudios realizados sobre el ejercicio, el envejecimiento y la sarcopenia, se sugiere que el ejercicio recomendado debe incluir el entrenamiento de resistencia incluyendo varios ejercicios – circuitos con el 70-90% de la repetición máxima (RM), con un ejercicio predominantemente excéntrico y realizado, por lo menos, cada dos días no consecutivos.

Puesto que el abandono del entrenamiento de resistencia conlleva una pérdida rápida de masa muscular, se recomienda ejercicios de mantenimiento que deben ser realizados incluyendo, al menos, una sesión a la semana con los ejercicios indicados anteriormente. Sin embargo, el estado clínico de las personas de edad avanzada debe ser tomado en consideración y obliga a individualizar los programas de entrenamiento. Además, la práctica de ejercicio físico también ejerce un efecto positivo en la conservación de la función cognitiva.

 

ejercicio_mayores

 

El Ejercicio aeróbico

 

El ejercicio aeróbico retrasa la pérdida de la fuerza y los cambios fenotípicos producidos durante el envejecimiento en las fibras musculares, incluso a intensidades moderadas. Sin embargo, los efectos del ejercicio aeróbico son modestos y su efecto definitivo sobre la sarcopenia no está del todo claro. Entonces, parece claro que la combinación de ambos ejercicios, resistencia y aeróbico es más saludable para las personas mayores ya que produce múltiples beneficios prevención y tratamiento de las enfermedades prevalentes en edades avanzadas o en situaciones particulares, tales como la obesidad sarcopénica.

En deporte4you defendemos, y así lo promocionamos, que hacer deporte es bueno a todas las edades. Por ello nos gusta difundir los hallazgos que encontramos en la bibliografía especializada con estudios realizados por expertos como, en este caso, pertenecientes a varias instituciones andaluzas (*).

(*) Centro Andaluz de Medicina del Deporte. Consejería de Turismo, Comercio y Deporte. Junta de Andalucía. Sevilla. España.
Centro Andaluz de Biología del Desarrollo. Universidad Pablo de Olavide. CSIC. Departamento de Fisiología, Anatomía y Biología Celular. CIBERER. Instituto Carlos III. Sevilla.
Centro de Transfusión de Sangre de Jaén. Consejería de Salud. Junta de Andalucía. Jaén.