El entrenamiento de la Natación en aguas abiertas sigue siendo uno de los aspectos a mejorar en la preparación de la mayoría de los triatletas, tanto populares como de élite.

 

En el mundo del triatlón se hace paradójico que, cuando en todas o casi todas las competiciones a las que vamos el segmento de natación se desarrolla en aguas abiertas, el 90% de nuestro entrenamiento se realiza en piscinas cerradas.

Aquaslava6

¿Es lo mismo nadar en una piscina que en el mar o un pantano?, está claro que no, para empezar, en una piscina tenemos una pared para 25 o 50 metros cosa que no existe en los entornos de aguas abiertas, así que adiós al volteo. También existen diferencias en cuanto a la flotabilidad, la densidad, la temperatura, etc.. Considero que si al final nadamos en aguas abiertas en la mayoría de los triatlones, debemos al menos, intentar entrenar en este medio el mayor número de veces posible, ya sea en mar o en pantanos/lagos.

Natación Aguas Abiertas

Aquí os dejo con algunas pautas para entrenar en estos medios de la mejor manera posible:

– Busca un grupo para entrenar en aguas abiertas, nunca vayas a entrenar sólo.

– Nada largo, o sea, estírate bien al nadar. Al llevar el neopreno es normal que los brazos tiendan a encogerse un poco, es por ello que debes poner más atención en alargar lo más posible tu brazada.

– Se consciente de que NO hay micro descansos como en una piscina cada 25 o 50mt. Por ello tu ritmo tiene que ser el adecuado a tu nivel, si no acusarás la falta de pared.

– Aunque el neopreno te ayuda a flotar y parece que sólo tienes que tirar de brazos, NO OLVIDES TUS PIERNAS, debes coordinar la patada para que sea lo más efectiva posible. Es normal que con el neopreno te cueste coordinar las piernas, para ello puedes cortar el neopreno a la altura del gemelo, de esta forma ganarás en propiocepción y sentirás mucho mejor el trabajo de tus piernas en el agua.

– En la piscina debes trabajar la fuerza/Resistencia antes de enfrentarte a las aguas abiertas. Las travesías no son tan sencillas como pueden parecer.

– Acostúmbrate a mirar por encima del agua, lo necesitarás para ver las boyas en una competición. Pero no te acostumbres a nadar mucho rato con la cabeza fuera de la posición adecuada. Cada vez se ven más imágenes de segmentos de natación en triatlones en los que los triatletas nadan casi todo el rato con la cabeza sobre el agua.

– Aprende a nadar tras los pies de otra persona. Si esto en piscina es bueno, en las aguas abiertas es mucho mejor, debido a la mayor densidad de estas aguas. Al ir en rebufo, te aprovechas de un agua más “blanda” en la que es más fácil nadar y requiere menor esfuerzo. Pero ten mucho cuidado de que los que van delante tuya no se pierdan, si no harás muchos metros más.

Natación en Aguas Abiertas

Con estos consejos y el buen tiempo que empieza en estas fechas, empieza a plantearte cambiar la piscina por el mar, el lago, el río o el pantano. Tienes muchas opciones para disfrutar de este tipo de entrenamiento.

"Suscríbete a nuestra Newsletter"
Recibe actualizaciones exclusivas para cuidar tu salud a través del deporte con nosotros