Hoy os presento un post sobre la Periostitis Tibial, lesión que afecta a muchos corredores/as. Es muy grato para mi que este post esté escrito por una firma invitada, por un experto en su campo, es:

Javier Pérez González

Colegiado 2141

Fisioterapeuta con título oficial.

Experto en fisioterapia deportiva.

Director de Fisioterapia La Zubia.

Él es quien ha preparado este artículo para vosotros/as, si tenéis cualquier duda podéis contactar con él a través de su web que es: http://www.fisioterapialazubia.es

Comenzamos!

periostitis tibialPeriostitis Tibial.

Vamos a hablar de la Periostitis Tibial ya que es una lesión muy común en corredores de todo tipo, mas todavía en gente que empieza a correr, corredores de fondo o aquellos que tienen un entrenamiento duro que implique carrera.

Esta lesión no es mas que una inflamación del periostio, la última capa del hueso en la Tibia, provocando fuertes dolores, a veces incapacitantes (que no te dejan seguir corriendo) y otras no tanto pero que te limitan en el entrenamiento y en el rendimiento deportivo.

Existen varias causas que acaban por provocar el dolor, la mas común es el impacto repetitivo con el suelo al correr, que provoca una vibración de la tibia, que a su vez provoca inflamación y degradación del periostio. A veces si la lesión persiste durante mucho tiempo y no ponemos remedio puede empezar a aparecer cambios estructurales importantes.

periostitis3 periostitis tibial

Los síntomas más comunes son dolor y/o quemazón en la cara interna de la tibia, normalmente mas pronunciado en la parte baja, y que aumenta cuando corremos.  Mejora con reposo y con el frío o hielo, y es fácilmente reproducible al presionar la cara interna de la tibia con el dedo.

 

Las causas mas comunes son:

 

  • Entrenamientos inadecuados para el nivel del corredor, es decir, un entrenamiento excesivo sin respetar los tiempos de descanso necesarios (sobreentrenamiento).

  • Calzado inadecuado: el calzado debe ser el correcto para cada persona, acorde a su peso, pisada y nivel de entrenamiento. Es muy importante que tenga una buena amortiguación para reducir el impacto.

  • Pisadas muy pronadoras. Deben ser corregidas con plantillas o si no son muy severas con un calzado adecuado.

  • Correr sobre superficies muy duras como el asfalto. Es recomendable correr por hierba o tierra.

  • Descompensaciones musculares que hacen que la musculatura no se contraiga en el momento adecuado o sea muy débil para aguantar la carga de la carrera. Generalmente suelen ser problemas de descompensación entre el tibial anterior, el gemelo y sóleo.

 

Las mejores formas de prevenirlo es planificando bien la carga de entrenamiento según nuestro nivel, pero si las molestias empiezan a aparecer, debemos regular mejor los tiempos de reposo, dejando mas tiempo de descanso entre entrenamientos, utilizar medias compresivas, calzado adecuado, aplicar hielo nada mas terminar los entrenamientos y alguna crema antiinflamatoria de forma local.

 

Aun así, en la mayoría de los casos, el dolor persiste, momento en el que debemos acudir a algún profesional que entienda sobre esta lesión como es un  fisioterapeuta experto o relacionado con lesiones deportivas que pueda valorar y evaluar mejor nuestro problema.

Hoy día en la fisioterapia tenemos muchas herramientas que nos pueden ayudar de forma eficaz a solucionar esta problema, como es el tratamiento con masaje para descargar la zona, electroterapia (láser, Tens, etc), masaje con frío o hielo, masajes profundos, Kinesiotaping, vendajes etc..

Pero quiero darle una mención especial a una técnica poco conocida pero muy efectiva en estos casos (y en otros con procesos inflamatorios) como es la MESOTERAPIA.

Esta técnica regulada por casi todos los colegios de fisioterapia de España consiste en administrar una cantidad pequeña de medicación (hay que valorar la mas adecuada en cada momento) justo por toda la zona de lesión, colocándola muy superficial (zona intradérmica). Esto nos proporciona llegar muy bien a la lesión ya que es el propio riego sanguíneo el que reparte la medicación por toda la zona dañada, provocando un estimulo de la curación natural, una regulación de la inflamación, regeneración  del tejido dañado y regulación de los reflejos neurales. Es importante no confundir la mesoterapia con la infiltración, son terapias muy diferentes.

periostitis tibialperiostitis tibial

Todo esto combinado, un buen tratamiento, entrenamiento y asesoramiento puedas volver a correr y disfrutar de tu deporte favorito sin dolor y en las mejores condiciones posibles.

Espero que os haya servido. Si tenéis alguna duda sobre esta lesión no dudéis en poneros contacto conmigo a través de la pagina web.

Muchas gracias.

periostitis tibial

 

 

Javier Pérez González

Fisioterapeuta

Centro de Fisioterapia La Zubia

www.fisioterapialazubia.es

958590859

Gracias a ti Javier!!!

"Suscríbete a nuestra Newsletter"
Recibe actualizaciones exclusivas para cuidar tu salud a través del deporte con nosotros