Corría el año 1954 y desde hacía nueve años, la distancia de la milla tenía un campeón o recordman, el sueco Gunder Hägg el cual la había corrido en 4:01,4. Rebajar esa marca se había convertido en algo IMPOSIBLE.

Como en todas las historias, siempre hay alguien que no cree en lo establecido y piensa que puede ir más allá. En esta caso, el 6 de Mayo de 1954 Roger Bannister, corredor inglés que en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952, había finalizado 4º en los 1.500 metros con 3:46,0 se propuso correr la milla como nadie antes lo había hecho.

Todo empieza por un propósito. Ese día en las pistas de Iffley Road en Oxford había 3.000 espectadores presenciando la prueba, además, la carrera fue todo un acontecimiento en Inglaterra y fue retransmitida por la cadena de radio de la BBC, y el comentarista era el antiguo campeón olímpico de los 100 metros Harold Abrahams (héroe de la película carros de fuego).

Ese día, Roger Bannister creyó en si mismo y en que no hay nada imposible. Al terminar la prueba el registro fué de 3:59,4 siendo el primer hombre en la historia en bajar de los 4 minutos.

F1.large

Días después la prensa comparó la hazaña de Roger Bannister con la escalada del Everest, coronado un año antes.

Solo 46 días después, el 21 de junio, el récord de Bannister fue batido en Turku, Finlandia, por el australiano John Landy, que corrió la distancia en 3:58,0. Posteriormente se enfrentaron ambos corredores, el 7 de agosto de ese mismo año en los Juegos de la Commonwealth celebrados en Vancouver. Era la primera vez que Bannister y Landy competían juntos. Landy dominó durante la mayor parte de la prueba llegando incluso a cobrar una pequeña ventaja en la tercera vuelta. Pero el final de Bannister era más poderoso y acabó ganando con un tiempo de 3:58,8 por los 3:59,6 de Landy que fue segundo.

Todo esto pasó hace muchos años, pero nos enseña que aunque algo se dé por sentado y esté asumido como imposible, NO LO ES.

"Suscríbete a nuestra Newsletter"
Recibe actualizaciones exclusivas para cuidar tu salud a través del deporte con nosotros