El bosu es una herramienta muy útil para tonificar todo el cuerpo. Al tratarse de una superficie inestable trabajaremos la propiocepción así como todo el “core” (zona media del cuerpo). Esto es así ya que al tener nuestro cuerpo que estabilizarse buscando el equilibrio se contrae el abdomen produciéndose su fortalecimiento progresivo. En otras palabras, ya estemos trabajando las piernas o el tren superior siempre estaremos trabajando simultáneamente la zona abdominal y lumbar.

La estabilidad del centro del cuerpo, exige apoyar el tronco del cuerpo con posturas dinámicas y estáticas al contraer los músculos de esta zona corporal. La tonificación muscular del núcleo desarrolla una mayor estabilidad de los huesos, articulaciones, pelvis y la columna vertebral. La fuerza en el core proporciona una plataforma más estable para activar los músculos de los hombros, los brazos y las piernas. Otro punto importante de fortalecer el core es que se reduce el riesgo de lesión que pueda ocurrir debido a caídas y colisiones de alto impacto así como prevenir o reducir los dolores de espalda al fortalecer la faja abdominal.

Las rutinas sobre el bosu pueden realizarse con éste en dos posiciones: sobre la base plana y sobre la esfera, aumentando en este segundo caso la complejidad de los ejercicios. Se pueden realizar rutinas para piernas, para tronco y brazos y ejercicios específicos de abdominales.

En el siguiente vídeo mostramos como trabajar los cuadriceps con un ejercicio sencillo de sentadillas y como aumentar un poco la complejidad intentando mantenernos con una sola pierna.

"Suscríbete a nuestra Newsletter"
Recibe actualizaciones exclusivas para cuidar tu salud a través del deporte con nosotros