Explicamos cómo usar correctamente la báscula de bioimpedancia, a qué hora es mejor pesarse para que los datos sean más fiables y podamos ver la evolución.

Las básculas de bioimpedancia eléctrica son básculas que además de pesarte te ofrecen otros datos como el porcentaje de grasa, el peso magro (músculo), el porcentaje de hidratación, las calorías de tu metabolismo basal y el grado de grasa visceral o perímetro abdominal (además dependiendo del modelo de báscula te pueden ofrecer más o menos datos de los señalados). El funcionamiento de la báscula de bioimpedancia eléctrica se basa en la cantidad de agua que tiene el cuerpo (el agua es el conductor de electricidad) por lo que para un funcionamiento óptimo es imprescindible saber cuándo debes pesarte ya que la hidratación corporal en las personas varía a lo largo del día.

El momento del día en el que debes pesarte es por la tarde antes de la cena. Dado que esta báscula dará su medición basándose en el nivel de hidratación corporal debemos buscar el momento del día en el que esté nivel está “normalizado”. Con una báscula tradicional, que sólo nos ofrece nuestro peso en kilogramos, es mejor pesarse a primera hora ya que tras el sueño es cuando menos pesamos. En cambio, si queremos saber cuánto porcentaje de ese peso corresponde a grasa y cuánto a músculo deberemos hacerlo por la tarde-noche y no a primera hora del día cuando nos hemos pasado 7-8 horas durmiendo sin reponer líquidos (recordamos que este tipo de básculas se basan en el porcentaje de agua de nuestro cuerpo).

Veámoslo con un caso práctico basado en mí misma:

  • Medición 1: Fecha de la medición: 4-mayo-2013 Hora: 21:30

          Peso: 62,7 kg; Peso músculo: 46,5 kg; Porcentaje grasa: 22,4%; Hidratación: 54,4%; Grasa visceral: 2

  • Medición 2: Fecha de la medición: 5-mayo-2013 Hora 7:00h

          Peso: 62,2 kg; Peso músculo: 43,4 kg; Porcentaje grasa: 26,4%; Hidratación: 52,4%; Grasa visceral: 3

Si nos fijamos en estas dos situaciones, vemos que el primer caso a las 21:30h, el peso me da 500 gramos más que en el segundo, en cambio el resto de parámetros son más saludables: más músculo, menos grasa, más hidratación y menos perímetro de grasa abdominal, que cuando me pesé a las 7 de la mañana.

Si tienes una de estas básculas o piensas adquirir una (puedes comprar la que yo utilizo en AMAZON ESPAÑA), utilízala como método orientativo y no te obsesiones con los datos porque éstos variarán en función de lo que hayas comido, de lo que hayas bebido, si has entrenado, el momento del ciclo menstrual si eres mujer, etc. y recuerda pesarte siempre a la misma hora, antes de la cena.

En este vídeo lo explico todo:

"Suscríbete a nuestra Newsletter"
Recibe actualizaciones exclusivas para cuidar tu salud a través del deporte con nosotros